Fiestas de Quito: adultos mayores vivieron su ‘Quitonía’

DIC, 06, 2017 |

CONVOCATORIA. El público respondió de forma masiva, no paró de bailar y celebrar.

Más de 10.000 personas celebraron a la ‘Carita de Dios’ en el coliseo Rumiñahui.


El coliseo General Rumiñahui vivió una gloriosa e inolvidable jornada. Más de 10 mil adultos mayores abarrotaron las gradas para ser partícipes de una gran fiesta: el ‘Quitonía adulto mayor’.


Desde las 10:00 el Trío Colonial llenó con su música tradicional y alegre el ambiente del recinto, con un público totalmente entregado a la causa. A pesar de que la media de edad superaba los 70 años, se comportaron como verdaderos adolescentes: contorneaban su cuerpo –algunos con muletas o silla de ruedas-, levantaban los brazos, cantaban en voz alta. Todo un ejemplo para las nuevas generaciones.

“Nos gusta disfrutar la vida, la poca que nos queda”, comentaba entre carcajadas Rosa Lucano, de 76 años, quien acude cada día a un programa de bailoterapia del programa social ‘60 y Piquito’. A su lado sus amigas reían y celebraban la vida sin concesiones. En este multitudinario encuentro también estuvo presente el alcalde de la ciudad, Mauricio Rodas, quien no dudó en bailar el ‘Chulla quiteño’ con su esposa, María Fernanda Pacheco, presidenta de la Unidad Patronato San José.
 

MUSICAL. El cantante popular Gerardo Morán fue una de las estrellas invitadas del evento, que se celebró ayer por la mañana.

Programas sociales

“Estimados ciudadanos, estamos aquí para festejar la fundación de la ciudad, pero también para celebrar el trabajo que venimos realizando, hemos ya triplicado el número de personas que participan en el programa ‘60 y Piquito’, con más de 22.000 participantes. Tampoco podemos olvidar la implementación del programa ‘Volver a ver’, con el que más de 18.500 adultos mayores han recuperado la vista gracias a las operaciones gratuitas que les hemos brindado”, comentó pletórico el Alcalde.

El Dato
El aforo del coliseo Rumiñahui es para más de 14 mil espectadores.
Entre el público brillaba la ilusión. Antonio Ruano explicaba que ya las ocasiones para ir a bailar son muy pocas así que “hay que aprovechar”. Desde hace ya tres años acude a un centro de ‘60 y Piquito’ que está en la avenida 24 de Mayo, donde disfruta de la compañía de otros adultos mayores y de la realización de actividades lúdicas. “La vejez puede ser muy solitaria, estos programas son una maravilla, haces nuevos amigos y se pasa divertido”, comenta con entusiasmo.

El más querido

Otro de los puntos fuertes de la mañana fue la actuación de ‘El más querido’, Gerardo Morán, quien ofreció un emotivo recital. Comenzó con ‘Quiteñita’ y continuó con su famosa ‘En vida’, a la que le siguieron otras como ‘Casita de pobres’ o ‘Pobre corazón’, con un público entregado que no dejó de bailar ni un instante y que demostró, una vez más, que eso de la edad es muy relativo. (MAP)

 

Una publicación compartida de Diario La Hora (@lahoraec) el